Iniciactiva solicita medidas para paliar los efectos del Covid-19 en los jóvenes investigadores

La Asociación de Investigación Activa de la Universidad de Valladolid (Iniciactiva) ha realizado un escrito dirigido al rector, Antonio Largo Cabrerizo, y al Vicerrector de Investigación, Innovación y Transferencia, Oscar Martínez Sacristán, para mitigar los efectos de la crisis sanitaria. Este escrito cuenta con el apoyo de las secciones sindicales de C.S.I.F, Comisiones Obreras, FeSP-UGT y STES.

En este escrito, exponen que, debido a la paralización de la actividad presencial que ha afectado a las universidades españolas, los investigadores han seguido realizando un gran esfuerzo por seguir siendo productivos y continuar con sus labores docentes e investigadoras. 

Sin embargo, esta situación impide que investigadores predoctorales y postdoctorales avancen con algunas actividades, especialmente las que implican la asistencia a laboratorios, centros de investigación y el acceso a diferentes recursos. Cuando el estado de alarma termine, estas personas habrán perdido muchos días de trabajo y, por ello, Iniciactiva pide que se prorroguen los contratos predoctorales y postdoctorales, sea cual sea su fecha de finalización, el tiempo que dure la paralización de la actividad no presencial.

Los jóvenes también indican que la situación ha obligado a cancelar muchos eventos científicos (congresos, cursos y jornadas), así como numerosas estancias de investigación. Por ello, piden flexibilidad a la Universidad de Valladolid con las personas que iban a recibir una ayuda para estos congresos y cursos y para las estancias de investigación –cofinanciadas por el Banco Santander–, de forma que puedan disfrutar de dicha ayuda también durante el próximo año. Esto se ha hecho ya con las ayudas Erasmus KA103 2019, cuyo plazo de ejecución se ha ampliado recientemente.  

Los investigadores recuerdan también a la Universidad de Valladolid que las retribuciones del personal investigador en formación se debe adaptar a lo acordado en el Real Decreto-ley 2/2020, de 21 de enero de 2020, por el que se aprueban medidas urgentes en materia de retribuciones en el ámbito del sector público, que supone un aumento del 2% de su salario. 

Iniciactiva destaca que la crisis sanitaria ha evidenciado la necesidad de contar con un sistema de investigación fuerte e innovador en todas las disciplinas y que proteja a aquellos que se esfuerzan por superar los retos de la sociedad en su día a día.

La Universidad de Valladolid lleva meses sin aplicar la subida salarial del 2% al personal predoctoral

La asociación Iniciactiva vuelva a reivindicar la subida salarial del 2% que corresponde a los empleados predoctorales desde enero y que la Universidad de Valladolid sigue sin aplicar. La organización no ha recibido respuesta por parte del Vicerrectorado de Investigación, Innovación y Transferencia al ser preguntado por este retraso.

El pasado mes de enero, por medio del Real Decreto-ley 2/2020 por el que se aprueban medidas urgentes en materia de retribuciones en el ámbito del sector público, se establece para cada uno de los diferentes colectivos que forman parte de este sector una subida salarial fija del 2%.

Esta subida se aplica, evidentemente, al Grupo 1 de personal laboral de la Administración General del Estado, colectivo sobre cuyo salario se calcula la retribución de los contratados predoctorales, tal y como dispone el artículo 7 del Real Decreto 103/2019, de 1 de marzo, por el que se aprueba el Estatuto del personal investigador predoctoral en formación.

Pese a que el resto de Universidades de las que tenemos constancia –Valencia, Extremadura, Alcalá, La Rioja y A Coruña, entre otras– ya lo han aplicado a sus contratados predoctorales, los investigadores en formación de la Universidad de Valladolid vuelven a encontrarse injustificada e ilegalmente discriminados. De nuevo, como ya ocurrió con la entrada en vigor del EPIF, las nóminas de los meses de febrero, marzo y abril de 2020 no incorporan esta subida salarial, situándose al margen la legalidad vigente.

La asociación Iniciactiva lamenta tener que recurrir de nuevo a las reivindicaciones en la situación excepcional en la se encuentra el país, pero, al igual que el resto del personal docente de la Universidad de Valladolid, los investigadores en formación siguen desarrollando su trabajo desde casa, atendiendo a su alumnos por vía telemática y avanzando en sus investigaciones, de forma que los salarios no se deberían ver perjudicados.

Por ello, la asociación Iniciactiva pide que se ajusten los salarios de los contratados predoctorales a lo que manda la normativa, incluyendo los atrasos de los pasados tres meses. 

La asociación está trabajando también en algunas medidas relacionadas con la crisis del Covid-19 que plantean proponer muy pronto al Vicerrectorado de Investigación, Innovación y Transferencia.

El personal predoctoral plantea movilizaciones si la UVa no paga el sueldo que les corresponde en junio

Investigadores procedentes de siete programas de doctorado se reúnen para exigir a la institución académica que se comprometa a cumplir el EPIF

El personal predoctoral de la Universidad se ha reunido el miércoles 5 de junio para exigir a la Universidad de Valladolid que cumpla el Estatuto del Personal Investigador en Formación (EPIF), aprobado el pasado mes de marzo, y pague a los contratados predoctorales el sueldo que ha fijado el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidad. 

En la reunión, los investigadores han planteado movilizaciones escalonadas si la Universidad de Valladolid no les paga el salario que les corresponde en el mes de junio. Como mínimo, los trabajadores exigen un compromiso escrito por parte de la institución de que pagarán el sueldo acordado en el EPIF en un plazo determinado y adecuado, como ya ha ocurrido en la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Además, la CRUE instó a todas las universidades a aplicar cuanto antes el EPIF en un informe elaborado el pasado mes de mayo.

Los investigadores pedirán también una reunión con el rectorado para tratar este y otros problemas que afectan al colectivo a través de un escrito que registrarán próximamente.

Los predoctorales piensan que la Universidad de Valladolid tiene fondos suficientes para realizar el pago del sueldo sin tener que recortar en otras partidas, pues lleva desde los años de la crisis cerrando sus cuentas con superávit.

A la reunión han acudido investigadores procedentes de siete programas de doctorado distintos: Estudios Ingleses avanzados: Lenguas y Culturas en contacto; Ciencias de la visión; Español: Lingüística, Literatura y Comunicación; Tecnologías de la Información y la Telecomunicación; Europa y el Mundo Atlántico. Poder, cultura y sociedad; Patrimonio Cultural y Natural: Historia, Arte y Territorio; y Derecho. 

El Gobierno aprobó el pasado 16 de marzo un Real Decreto 103/2019 en el que fija un salario mínimo para el personal investigador en formación de las universidades españolas que asciende gradualmente a lo largo de los cuatro años de contrato entre los 15.888 y los 21.279 euros anuales, mientras que actualmente los empleados reciben cerca de 13.800 euros anuales.

Estas movilizaciones coinciden tanto con las Elecciones Sindicales de la Universidad de Valladolid (6 de junio), como con las Elecciones a Representantes de estudiantes de doctorado de la Escuela de Doctorado (13 de junio).

La Universidad de Valladolid no cumple el Estatuto del Personal Investigador en Formación

La institución académica continúa sin subir el salario a los contratados predoctorales / El Ministerio de Educación aprobó un salario mínimo que aumenta gradualmente entre los 15.888 y los 21.279 euros anuales

La Universidad de Valladolid retrasa la subida de salario establecida en el Estatuto del Personal Investigador en Formación (EPIF), que aprobó el Gobierno en el Consejo de Ministros ya el pasado mes de marzo en el Real Decreto 103/2019. Este estatuto supone la aprobación de un salario que aumenta gradualmente en los cuatro años de contrato entre los 15.888 y los 21.279 euros anuales.  Los empleados reciben actualmente una paga de unos 13.800 euros –dependiendo de la procedencia del contrato (Universidad de Valladolid, Junta de Castilla y León y Ministerio de Educación, entre otros)–. 

La incipiente asociación INICIACTIVA (Investigación Activa de la Universidad de Valladolid), que aglutina a jóvenes investigadores de la UVa, denuncia esta situación y solicita a la Universidad de Valladolid que aplique el EPIF.

Diversos contratados predoctorales en esta institución ya se han movilizado y han realizado un escrito formal para exigir a la UVa que ajuste su retribución a la normativa vigente. Los empleados aún no han recibido una respuesta por parte de la UVa y siguen esperando, por tanto, a esa subida de sueldo.

Los contratados predoctorales ya están en contacto con sindicatos y no descartan futuras movilizaciones si la Universidad de Valladolid sigue sin aplicar el estatuto aprobado por el Consejo de Ministros.